¿Orden y transparencia en Coahuila?… ¿es chiste?

Artículo semanal Camelia Muñoz/4pnoticias.com
Home / CAMELIA MUÑOZ ALVARADO / ¿Orden y transparencia en Coahuila?… ¿es chiste?

¿Orden y transparencia en Coahuila?… ¿es chiste?

Por Camelia Muñoz

En esta ocasión haré el seguimiento al artículo publicado en 4pnoticias.com el pasado 29 de agosto sobre los gastos de representación del gobernador Rubén Moreira que en ese entonces la Secretaria de Finanzas dijo que no existía, aún y cuando en su sitio “Trfullsizerender-4ansparencia de la Disponibilidad de la Información Fiscal” sí aparece como partida presupuestal.

Resulta que ante la respuesta de la SEFIN se interpuso un recurso de revisión en el Instituto Coahuilense de Acceso a la Información, cuyos integrantes de forma unánime determinaron que la dependencia debía entregar la información en virtud de que por el cargo que ostenta es natural que Moreira Valdez cuente con esta partida, la cual aparece en varios documentos sobre el gasto público.

De forma nuevamente increíble, la dependencia a cargo de Ismael Ramos Flores ratificó su respuesta con lo cual se comprueba que en la dependencia encargada del manejo de los recursos simplemente desconocen qué hacen con el dinero. En este rubro hablamos de 32.6 millones de pesos en total a partir del 2012: de 640 mil pesos a 12 millones de pesos para el 2015, o sea mil 878 por ciento más y a la espera de cómo cierra este 2016.

Alguien le preguntó el pasado fin de semana a Moreira Valdez a qué se debían los 44 millones de pesos que maneja de presupuesto y su repuesta fue: “A que somos un estado, yo lo juzgo, con bastante orden y con mucha transparencia presupuestal. Y ahí están los números. Se pueden decir siempre muchas cosas, pero ahí están los números”.

Sí, ahí están los números, pero números que no cuadran, números que benefician a sus allegados y muchos más números que él maneja a su antojo.

Lo mejor sería que nos dijera a dónde se fue el dinero que se ha gastado y que en finanzas no lo encuentran.

Sí, ha crecido el presupuesto, pero no por esos factores que señala (orden y transparencia) sino por reestructuras de deuda y contratación de nuevos pasivos; así nomás.

Ejemplos de los malos manejos en las finanzas abundan en su gobierno y los hechos más recientes, provocaron  la salida de su gabinete de la titular de la Secretaría de Infraestructura, María Esther Monsiváis Guajardo, al descubrirse que uno de sus empleados en la empresa de su esposo y con un modesto ingreso de menos de cuatro mil pesos al mes había fundado una compañía, Riviera Álamo, que lo mismo abastece colchas, que bolos y electrodomésticos desde una bodega donde nadie despacha y a quien le pagaron 14 millones de pesos.

En cuanto a la transparencia, pues ha dejado mucho que desear aún y que sus siervos diputados priístas salgan a decir que hay organismos que avalaron las reformas a la ley y que en realidad aplican el dicho popular de que “las leyes se hicieron para violarlas” y el gobierno coahuilense es experto en ello… de eso sí que nos sobran números.

Recent Posts

Leave a Comment