Después de casi cuatro horas de debate, el pleno de la Cámara de Diputados avaló en lo general y en lo particular la minuta del Senado de la República que contiene el veto presidencial a la Ley General de Responsabilidades Administrativas, conocida como Ley 3de3, con la que se elimina la obligación para que los integrantes de la iniciativa privada presenten sus declaraciones patrimonial, de interés y fiscal.

Con el voto en contra del PRD y de Morena, el pleno lo avaló en lo general con 345 votos a favor y 82 en contra y ya en lo particular se aprobó con 314 votos a favor y 104 en contra (PRD, MC y Morena) y se envió al Ejecutivo para su publicación.

Con estas observaciones que hizo el Ejecutivo el pasado 23 de junio, con lo que se exenta a los particulares, que firmen contratos con los gobiernos, de presentar su declaración patrimonial, de interés y fiscal.

En este contexto, el presidente de la Comisión de Economía, el priísta Jorge Dávila, aseguró que la aprobación de las observaciones que hizo el presidente, Enrique Peña Nieto, no exime a los empresarios de las obligaciones de transparencia, ni las que señala el Sistema Nacional Anticorrupción en su conjunto.

Pues explicó que se trata solamente de un artículo, de una de las ocho leyes que integran dicho sistema, el cual es un gran avance; es todo un sistema con el que el Congreso de la Unión está dando un gran avance a través del cual se da poder a los ciudadanos.

El legislador coahuilense sostuvo que el artículo 29, que señala la obligación y formato para la presentación de declaraciones, ya fue discutido y votado, por lo que hoy no se prevé que haya más cambios a dichos ordenamientos, aunque reconoció que todas las leyes son perfectibles.

Al concluir la votación, Jesús Zambrano concluyó el periodo extraordinario para el que fue convocado el Congreso de la Unión y todos los legisladores entonaron el himno nacional.