¿A pocos “ya chole” con la deuda?

por Camelia Muñoz/Artículo semanal
Home / ¿A pocos “ya chole” con la deuda?
Camelia Muñoz

El tema de la deuda de Coahuila sigue dando de qué hablar luego de la denuncia que contra el ex gobernador Humberto Moreira Valdés interpusieron los senadores panistas, encabezados por el coahuilense Luis Fernando Salazar. Es algo que difícilmente podrá dejar de tener importancia cuando el menor tiempo que uno de los créditos tardará en pagarse, es de 19 años en este momento.

Como las posibilidades de que haya una nueva reestructura de los más de 37 mil millones que se debían en el 2011 y se siguen debiendo ahora, son de más de un 50 por ciento, pues la deuda seguirá por allá del 2050 y para ese entonces seguramente seguirá siendo noticia si además de los pasivos el estado permanece con las mismas características financieras, como las de hoy.

Me explico a continuación: En el más reciente informe de avance de gestión financiera el gobierno estatal establece, y por primera ocasión lo hace público, que se han hecho rectificaciones a los ejercios fiscales anteriores (naturalmente las del hermano del hoy gobernador y demandado por los senadores).

El resultado de eso es que en la Hacienda Pública se registra un déficit patrimonial, nada más que por 14 mil 380 millones 538 mil 684 pesos. Lo  bueno, irónicamente hablando, es que en el 2014 ese aspecto financiero era de más de 17.4 mil millones de pesos y en el 2015 era de  500 millones menos, lo que signifca que en los primeros meses del 2016 se redujo dicho déficit en dos mil 240 millones… ups qué alivio.

Es curioso que la palabra déficit en la hacienda pública, no sea un término frecuente utilizado en el gobierno de Coahuila, cuando sí representa un claro ejemplo de que las finanzas no están bien.

A ello le tendremos que sumar que la inversión pública sea de cerca de 5 mil millones de pesos. Con esta cantidad es fácil de entenderse que en las grandes campañas publicitarias de programas como “Mil Obras”, no sean más que pintar un salón de clases, remodelar el techo o canchas de una escuela, que puede ser la misma donde pintaron el salón; dar mantenimiento a sanitarios, malla ciclónica, etc, de la misma escuela, por supuesto.

Así mientras que en un solo lugar, como la escuela en referencia, se pueden contabilizar hasta una decena de las “grandes obras” de este gobierno, vemos como los gastos en Servicios Personales van a la alza y el dicurso del ahorro y eficiencia en el gasto, resulta ser una de las muchas falacias de Rubén Moreira.

Con estos escasos ejemplos de las condiciones económicas de la administración estatal, que puede ser la constante en los próximos años, valiera la pena que muchos se preguntaran si   la deuda y sus graves consecuencias deben olvidarse, o como dijo Rubén Moreira el 24 de diciembre del 2011: “ya no es tema”.

Si dejar de hablar e informar de ello implica que habrá medicamentos en hospitales, los recién nacidos no se morirán porque habrá suficente personal y los lugares estarán limpios, ya no se trasladarán a personas con quemaduras a otros lugares porque nunca operó la unidad donde se invirtieron miillones de pesos, y habrá una efectiva seguridad y no una mala copia de la serie SWAT; entonces sí podremos decir que: “ya chole con la deuda”, como le dijeron algunos reporteros al senador panista.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search