Nada está dicho.

Home / gloria ruiz / Nada está dicho.

Nada está dicho.

Columna ¿Y eso es bueno o es malo?

Por: Gloria Ruiz.

La efervescencia del proceso electoral ha pasado, aunque quedan resentimientos, actores políticos que perdieron estrepitosamente y no reconocen sus errores, otros que entraron en este juego de poder sintiéndose ganadores y mareándose al subirse a un ladrillo; algunos más que solo se prestaron porque algo les convino o les lavaron el cerebro, pero ni campaña hicieron. Ven la paja en el ojo ajeno, pero no en el suyo; fue una lucha en la que una vez más queda demostrado que no siempre ganará la fuerza bruta, el poder y la imposición mediante el miedo, sino que la audacia, la estrategia y la resistencia pueden vencer y convencer. Unos pierden más que otros y a algunos ni les importa lo que pierden porque la vergüenza la perdieron hace mucho tiempo.

UDC, 29 años del partido que logró la alternancia en Acuña, primero como asociación política en 1992 y luego en 1996 logra su registro como partido político estatal; se va con una historia de lucha y triunfos que no bastaron para vencer la última batalla en una elección de estado. Evaristo Pérez Arreola fue el artífice de un cambio que se resistió en Acuña, pero era un hombre aguerrido, acostumbrado a la lucha sindical y política a nivel nacional, pudo haberse quedado en esa esfera, tenía un trayecto, un nombre, pero decidió regresar a sus orígenes, esta tierra norteña. Aquí fundó el partido Unidad Democrática de Coahuila y tras una dura batalla que le costó incluso ser tachado de comunista y que a él como a sus seguidores y compañeros de partido les prohibirán la entrada a Estados Unidos de Norteamérica. Nombrar a personajes que junto a él resistieron, es correr el riesgo de omitir a alguno, pero todos y todas mostraron valor y perseverancia. La gente lo seguía, lo apreciaba, fue un líder nato; en la última entrevista que concedió a un periodista y que fue su servidora, le pregunté ¿Se puede estar preparado para morir? “Hay que estar preparado para vivir, pero también para morir” me dijo, él sabía que podía morir en su muy próxima intervención quirúrgica y sí, a los pocos días se anunciaba su fallecimiento en Cd. De México, un 21 de enero de 2002. Prefirió concederle esa entrevista a una reportera novata pero acuñense como él (aunque nació en San Carlos Coahuila, fue registrado en Acuña) que a un medio nacional porque bien podría haberlo hecho; tras su muerte, medios nacionales solicitaron a RCG esa entrevista o parte de la misma.

Extracto de semblanza escrita por José Juan Medina Zapata, cronista de la ciudad:

(Por sus venas corrió la sangre política, militando siempre desde su juventud en la izquierda mexicana, identificándose con el Partido Comunista Mexicano. Con este partido es con el que inicia su camino hacia la presidencia municipal de Acuña.

Secretario General del Sindicato de trabajadores de la UNAM (STUNAM) de 1971 a 1977 y de 1977 a 1989. Posición que supo alternar con su fructífera trayectoria política en su estado natal, Coahuila, principalmente en ciudad Acuña.

Evaristo fue diputado federal en el periodo de 1979 a 1982 y en la legislatura de Coahuila de 1989 a 1992 y 1996 a 1999.

En 1992 funda la Asociación Política Unidad Democrática de Coahuila.

En 1996 lleva a plenitud a Unidad Democrática, logrando su registro como partido político, refrendándolo en 1999, en las elecciones locales.

Fue asesor de la presidencia de la República en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari.

Autor del libro Concertación Democrática: una propuesta mexicana (1987).

Y luego, Evaristo al fin concretó su sueño: fue Presidente de su pueblo.

Un anhelo que siempre tuvo y logró al fin luego de una larga lucha política, que culmina cuando con el voto mayoritario de los ciudadanos llega a ser presidente municipal del que él siempre consideró su pueblo.

Postulado por el partido del Trabajo, luego de una intensa campaña política logra convertirse en el primer presidente municipal de oposición en este municipio para el periodo de 1991 a 1993. Hombre de gran visión e intuición política, ampliamente solidario, logra transformar el rostro social, político, económico y urbano de su ciudad)

Detrás de las siglas de UDC hay una gran trayectoria de su fundador y una lucha de muchos acuñenses que defendieron con fuerza y convicción los ideales de Unidad Democrática de Coahuila, que hoy cobra relevancia ante la cancelación del registro como partido político; los tiempos cambian, los liderazgos también; en 19 años Lenin Pérez Rivera, logró colocar a UDC en el plano estatal aunque a decir verdad, sería a partir del proceso electoral este 2021 cuando el partido estaría definiendo su crecimiento rumbo a la renovación de la gubernatura de Coahuila, por esa razón desde el 2020 se empezó a escuchar la intención del PRI/gobierno de acabar con el partido y de paso con las aspiraciones de Lenin Pérez. Aunque es seguro que no ha sido ni es nada fácil tragarse el orgullo y aceptar que se pierden las siglas y el registro del legado de su padre, generándole un montón de críticas; Pérez Rivera pareció doblarse primero ante la pérdida de su candidatura a la diputación federal, luego la cancelación de la alianza UDC/MoReNa y al final la pérdida del registro para UDC; pero no se quebró; estaba eufórico casi al final de la jornada electoral del 6 de junio, cuando en llamada telefónica me confirmaba que estaban ganando la elección. Los udecistas dieron una muestra de fortaleza y unidad aunque se sentían desorientados y con la incertidumbre de saber que luchaban contra todo el aparato de gobierno estatal; creo que aun existe parte de esa incertidumbre, pero la historia, la lucha, el liderazgo y la gente que se sigue sintiendo naranja, allí está intacta; lo que viene a partir del 2022 con Emilio de Hoyos Montemayor, no se sabe aún. Acuña será gobernada por el partido MoReNa, con un alcalde emanado de UDC con un cabildo que esperemos no se convierta en una sala de regidores y regidoras levanta dedos y sepan dignificar esa posición, porque dos que tres por ahora los veo actuando como trolls, otros enseñado el cobre y usando sus páginas con nombres falsos, aunque medio Acuña sabe quien está detrás.

Falta mucho por ver en los meses y años venideros; en cuanto a UDC, se perdió el registro y las siglas; pero honestamente creo que Lenin Pérez tiene todo para renacer con un nuevo partido y conseguir su registro, el segundo escenario es que de plano la militancia se registre en MoReNa. No está todo dicho, creo que nada…Soy Gloria Ruiz, la voz del pueblo, la válvula de escape para muchos, la politóloga del proletariado…To be continued.

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search