Más de 96 horas desaparecidos entre el río Bravo y el Pecos “No hay lancha” Grupo BETA.

Por Gloria Ruiz
Home / local / Más de 96 horas desaparecidos entre el río Bravo y el Pecos “No hay lancha” Grupo BETA.

Más de 96 horas desaparecidos entre el río Bravo y el Pecos “No hay lancha” Grupo BETA.

“Íbamos tomados de la mano pero caímos en lo profundo del agua y nos soltamos, traté de ayudar a Arturo pero en su desesperación me hundía y tuve que soltarlo, luego vi como se lo tragó el agua”

Ciudad Acuña, Coah.- Con voz entre cortada “Fernando” (así quiso que lo llamáramos) narra la terrible experiencia thumbnail_IMG-20190714-WA0013_2que vivió al cruzar el río Bravo por la serranía acuñense junto a tres amigos, pero en el intento dos desaparecieron en el agua y hoy se presume están muertos desde la noche del miércoles 10 de julio, ellos son Elijio Acosta Acosta y Arturo Ángeles García, éste último era el guía y traficante de personas, ignorando si esa actividad ilícita la había realizado antes o era la primera vez; todos originarios de Nicolás de Flores, municipio en el estado de Hidalgo.

A pesar de que desde el sábado 13 familiares de los desaparecidos reportaron al grupo BETA lo ocurrido, la búsqueda según respondieron a la familia, iniciaría este lunes 15 debido a que no tienen lancha, comunicándose con la Border Patrol en Del Río Texas, pidiendo su apoyo pero no trabajan los fines de semana en búsqueda con lancha; esa fue la respuesta de elementos de BETA en ciudad Acuña.

Hace dos meses los cuatro jóvenes que se conocen desde muy pequeños, hoy todos entre los 25 y 30 años, se pusieron de acuerdo para viajar a la frontera y cruzar a Norteamérica, como lo han hecho muchos de sus paisanos; Nicolás de Flores es un municipio pequeño en Hidalgo, donde la actividad principal es la agricultura; un porcentaje alto a migrado a Estados Unidos, enviando dinero para la manutención a sus familias quienes han logrado así construir sus casas y tener un patrimonio; eso es lo que anhelaba Fernando con su viaje al país del norte; seguramente sus amigos también. “Aquí los muchachos se van desde muy chicos para Estados Unidos, apenas terminan la secundaria, desde los 14 o 15 años” dice Fernando. No fue posible  hablar con el otro sobreviviente de quien omitiremos su nombre; por el momento está muy afectado emocionalmente. Ambos están de regreso en Hidalgo.

Fernando nos cuenta que salieron de Hidalgo el domingo 7 de julio y viajaron 36 horas hasta ciudad Acuña, llegando el lunes por la noche; luego según sus propias palabras caminaron hasta la sierra durante dos noches y un día durmiendo en el monte; llevaban suficiente agua y alimento pero asegura que la temperatura era muy alta y fue difícil resistir hasta que llegaron al punto de cruce en la sierra el miércoles 10 aproximadamente a las 11 de la noche; según la ubicación que nos proporcionaron fue un poco más abajo del entronque entre el río Bravo y el río Pecos; entraron los cuatro al agua tomados de la mano para protegerse de la corriente, sin embargo 5 metros agua adentro cayeron en lo profundo del río y se soltaron; allí empezó el esfuerzo por sobrevivir, Fernando trató de ayudar a Arturo pero esté en la desesperación no lo dejó: “Traté de ayudar a Arturo pero en su desesperación me hundía y tuve que soltarlo” dice Fernando y guarda silencio unos segundos… “Regresé a la orilla de lado mexicano y busqué una rama que le aventé a Aturo para tratar de sacarlo pero no pude y entonces vi como se lo tragó el agua” Fernando alcanzó a ver que Elijio y su otro amigo estaban tratando de llegar al otro lado del río, entonces entró de nuevo al agua y los alcanzó para ayudarlos pero a Elijio se lo llevó la corriente y solo pudo sacar a quien hoy sobrevive con él esta tragedia; sin embargo Fernando regresó al lado mexicano por sus pertenencias, algo que nos parece increíble después de todo el esfuerzo que hizo y presenciar la pérdida de sus dos amigos sin contar con la oscuridad de la noche,  pero asegura que lo hizo y volvió a cruzar nadando para reunirse con su único amigo sobreviviente. Caminaron toda la noche y al amanecer encontraron un rancho, intentaron pedir ayuda pero estaba solo, bebieron agua de un pequeño lago donde tomaba agua el ganado y continuaron caminando hasta alcanzar la carretera 90; allí esperaron el paso de agentes de la Border Patrol y se entregaron.

“Ese río es peligroso, parece tranquilo pero no lo es; yo les diría a los que intentan cruzar que si no saben nadar tengan cuidado o no se arriesguen” comenta Fernando, al preguntarle: ¿Qué les diría a quienes están pensando emprender la misma aventura que él y sus amigos?

Fernando y su amigo decidieron no denunciar la pérdida en el agua de Elijio y Arturo, porque tuvieron miedo ser detenidos para investigación y demorar más su deportación a México, lo que sucedió ese mismo jueves a las 5:30 pm por la frontera de Del Río, Texas. En ciudad Acuña, fueron recibidos por elementos BETA a quienes tampoco denunciaron los hechos; en lo único que pensaban era en regresar a Nicolás de Flores, para hablar con las familias de sus amigos y decirles todo lo que pasó.

“Prometí no volverlo a intentar” dice Fernando, mientras su amigo asegura que jamás lo haría de nuevo.

Según sus testimonios, pagaron 12 mil pesos a Arturo por cruzarlos y llevarlos hasta San Antonio, Texas; no era según versiones,  la primera vez que Arturo realizaba esa actividad; así que nos parece extraño que cruzara indocumentados por la serranía acuñense y los llevara caminando cuando es de todos sabido que existen delincuentes que controlan el cruce de indocumentados por esa área; sin embargo Fernando asegura que nunca vieron retenes en el trayecto ni hablaron con nadie más que con Arturo; aunque en el camino dicen que encontraron a otros migrantes que cruzarían en lancha (Por la sierra) pero aunque les dijeron que los ayudarían a cruzar, esa noche los perdieron y por eso tuvieron que nadar, no saben quiénes o de donde eran los otros migrantes ni quien les proporcionaría la lancha. Existen detalles de los que creemos no quisieron hablar y pidieron cambiar sus nombres o no mencionarlos por seguridad.

La noche trágica cuando finalmente Fernando y su amigo salvaron la vida, ya en suelo Estadounidense, Fernando se comunicó vía celular con un familiar que vive en la Unión Americana para pedirle que avisara a las familias en Nicolás de Flores, lo que había pasado.  Así fue como nos enteramos, nos buscaron a través de Facebook y nos pidieron ayuda para dar aviso a las autoridades; el primer paso era asegurarnos que la historia era real, luego les proporcionamos el número telefónico de BETA y de la Guarnición Militar. La autoridad competente en este caso BETA y el Instituto Nacional de Migración están enteradas. De haber perecido ahogados, los cuerpos de  Elijio y Arturo cumplieron 96 horas en el agua este domingo por la noche, por lo que es probable que sus restos estén flotando ya en algún tramo del río o la Presa de la Amistad; sin que haya trabajos de búsqueda y rescate.

extraviado 2 en rio pecos 13 julio 2019 - copia

Elijio Acosta Acosta

Edad aproximada 30 años

Vestimenta:

Pantalón azul de mezclilla

Playera manga larga diseño militar

Zapatos color café oscuro

Señas particulares:

Acné en rostro

………………………………………………………………………………………………………………………..

extraviado en rio pecos 13 julio 2019 - copia

Arturo Ángeles García

Edad 24 años

Vestimenta:

Pantalón mezclilla azul ajustado

Sudadera color blanca

Botas largas con remache al frente

 Señas particulares:

Le faltan los dedos índice y meñique en mano derecha

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search