¿Lo entenderá el PRI?

"Lo sostengo" Por Camelia Muñoz
Home / CAMELIA MUÑOZ ALVARADO / ¿Lo entenderá el PRI?

¿Lo entenderá el PRI?

Saltillo, Coah.- No hubo sorpresas y el PRI de Coahuila, como a nivel nacional, sigue hundiéndose poco a poco, pese a que diseña una realidad virtual en la que pretende ser feliz y mantener el control de todo, mientras que la verdadera es la que le tocó vivir el domingo 1 de julio, y como adelantamos, el priísmo local rindió malas cuentas a nivel nacional y San Miguel Angel Riquelme Solís, santo patrono de los laguneros que invaden Saltillo con elevados salarios, simplemente comprobó que no sabe pagar los favores que le hicieron para quedarse con la gubernatura.

El fenómeno de Andrés Manuel López Obrador, llámenle como gusten: hartazgo, idealista, radical, convencimiento, arrastró con todo y dejó al tricolor en terapia intensiva con pocos actores que difícilmente podrán lograr que se recupere, cuando representan al mismo sistema contra el cual votó la mayor parte de los coahuilenses (y los mexicanos).

Aunque Manolo Jiménez Salinas haya ganado, otra vez y holgadamente, la presidencia municipal de Saltillo, su historial y formación la representa el viejo y desvergonzado PRI; ése que no acepta la crítica y que busca aniquilarla a cómo de lugar, además de la corrupción.

Destinar millones de pesos en condicionar programas sociales a cambio de votos le dio resultados, pero no fue así en otras partes como Piedras Negras, donde Sonia Villarreal le apostó a la escuela moreirista que Jiménez Salinas trae tatuada y le corre por las venas. De seguir así, en la misma magnitud que la amlomanía crezca en el estado, su futuro político no tiene mucho alcance y menos si continúa tan cercano a Alvaro Moreira Valdés, a quien las estructuras del tricolor ya no lo quieren, así de simple.

El tricolor presumió entre sus triunfos el de la senaduría de minoría para Verónica Martínez García, quien va  acoplándose al caso de corrupción que sea para no perder espacio. Jericó Abramo sabía que difícilmente entraría, ya sea que ganra o perdiera la exdirigente del tricolor, y aún así se la jugó y se enfrenta que no fue el PAN, sino MORENA quien les impidió recuperar el espacio, con Armando Guadiana Tijerina.

Con ello Guillermo Anaya Llamas debe entender que ya no puede ser el eterno candidato a todo y que no haber defendido el triunfo en la gubernatura, en la que muchos confiaron, fue cavar su propia tumba, a la que arrastró a Esther Quintana, que podrá regresar a la regiduría en Saltillo y hacerle la vida imposible a Jiménez Salinas.

Ya de las diputaciones federales ni hablemos, que tanto el PRI y el PAN no pueden creer el crecimiento de MORENA en el estado que consideraban bipartidista y que se podían repartir la tajada de pastel, del tamaño que quisieran; ahora sólo migajas tienen ambos, porque entregaron  las candidaturas a los amigos y porque la soberbia les ganó.

Entre los náufragos de esta catástrofe política, cuenten al aún líder del Congreso local, Samuel Rodríguez Martínez, quien pese a llevarse toda la estructura de espionaje y guerra sucia a Torreón, no hizo más que cosquillas a Jorge Zermeño Infante que logró la reelección. Su destino es el ostracismo en el que estuvo durante los últimos años del lado de su compadre Humberto Moreira Valdés, porque dicen que le dieron la oportunidad de reinvindicarse y salvar, con las estrategias del moreirismo, al tricolor.

Aún más: su estrategia de dividir a MORENA y UDC para lograr un bloque mayoritario en el Congreso, se vendrá abajo con el triunfo de López Obrador y porque la legisladora que estaba muy de acuerdo con sus planes, sería muy ingenua si cede y se desliga el triunfalismo morenista.

Y del diablo, Fernando de las Fuentes, ahora sí que revivió y salió del infierno al que mandaron hace varios años los mismos moreiristas, que aunque el PRI quiera deslindarse de ellos, aún pesan en las cociencias de muchos de ellos.

Del lado del PAN, Isidro López hizo su mejor esfuerzo pero no fue suficiente ante la estructura tricolor que tenía MArtha Garay, quien además contó con el apoyo del Banco de Alimentos, una institución cuya operación ha dejado mucho que desear desde hace varios años y pareciera parte de esos cimientos, desde donde se lucra con la pobreza. Que en su conciencia lo lleve.

….

Rubén Moreira está en la cuerda floja de las plurinominales en la Cámara de Diputados, ya que la votación del tricolor no le permiten llegar tranquilamente a una curul. En los próximos días se sabrá su futuro y el de su esposa Carolina Viggiano, en el senado.

Por lo pronto ya le dicen “el maleficio”, porque se esperaba un mejor resultado de Lourdes Kamar en la elección por la presidencia municipal de Monclova, pero sólo se supo que él era su coordinador de campaña y las cosas se vinieron abajo, y lo mismo pasó con Antonio Jardón en Torreón, ya que éste presumía su gran amistad con el exgobernador y el resultado fue terrible.

Mal la presidenta del Instituto Electoral de Coahuila, Gabriela de León, que por segunda ocasión demuestra su mal carácter y disposición al diálogo. La mujer no acepta nada cuestionamientos, así de simple.

El INE la volvió hacer y ahora no fueron los problemas de la capacitación a los funcionarios de casilla, sino el traspapeleo de boletas en los distritos 4 y 5 que podría provocar impugnaciones de los partidos perdedores: el PAN en el primero y el PRI en el segundo. Como broma fue pésima.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search