“La paja en el ojo ajeno”

Home / gloria ruiz / “La paja en el ojo ajeno”

“La paja en el ojo ajeno”

Columna ¿Y eso es bueno o es malo?

Por: Gloria Ruiz.

Sin duda alguna Acuña es referente no solo en su gente rebelde y franca, sino en la alternancia de gobiernos; PRI, UDC/PAN y a partir del 2022 MoReNa; “Haiga sido como haiga sido” así lo votó la mayoría de los ciudadanos que emitieron su sufragio; no se quejen ahora aquellos que no acudieron a las urnas, no salgan con que “no es la mayoría” porque en cuestión de hechos, de realidad, de resultados oficiales, sí lo es; casi 60 mil votos emitidos, un 51.19% de la lista nominal.

Aquellos que fueron candidatos, militantes o simpatizantes de otras corrientes políticas distintas a la que obtuvo el triunfo, critican la forma en que llegó Emilio de Hoyos Montemayor a la candidatura por MoReNa, hablan de traición, de falta de principios y de tantas cosas más. Aunque no haya sido la forma ideal de participación, quizás no la que los ciudadanos habrían esperado o la que Emilio había planeado, fue la mejor estrategia para ganar contra un PRI que jugó muy sucio y descarado, un dirigente estatal del PAN que se prestó y su candidato en Acuña, que preso de una ambición y un deseo de venganza contra Lenin Pérez Rivera, Roberto de los Santos y todo lo que para él representa no haber obtenido nunca la candidatura de UDC para la alcaldía. Sergio Garza habló de traición de udecistas aunque tuvo cargos públicos muy importantes y bien pagados igual que su esposa, quien trabajó en DIF municipal y luego fue regidora sin pena ni gloria pero fue; sin embargo algo políticamente muy fuerte debió pasar entre Lenin y Sergio para que surgiera ese rencor que llevó a Sergio Garza a buscar a como diera lugar afectar los intereses de Lenin Pérez, quien perdió no solo la candidatura por la reelección a la diputación federal sino además el registro del partido UDC, aunque no directamente provocado por Sergio, pero se prestó a los planes de Jesús de León, Rubén Moreira y del gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís, para literalmente aplastar a Lenin y a Emilio; regalarle la alcaldía a Georgina Cano y quitar del camino a la contienda por la gubernatura de Coahuila a Lenin Pérez y a su partido naranja, sin embargo no pudieron con la voluntad del pueblo, la decisión de luchar hasta el final, de los udecistas, los morenos y sus simpatizantes. Sergio Garza, sabía que no iba a ganar, quizás le apostó a que, en el último momento ante la caída en preferencias de Georgina, el PRI decidiría apoyarlo a él, pero no contaba con que los panistas inconformes por haberlos ignorado y destituido del comité directivo municipal, evidenciarían todo y decidirían apoyar a Emilio de Hoyos y a Brígido Moreno Hernández, quien ganó por MoReNa la diputación federal. Pero no fue todo, Sergio Garza se puso a los pies de Roberto Casimiro González, dueño de RCG radio y televisión, quien terminó comprando la estación de radio que antaño perteneció al padre de Sergio Garza Castillo, Don Alfredo Garza, fundador de la entonces XHPL Radio Felicidad y quien seguramente nunca imaginó que un día el patrimonio familiar terminaría en manos de Roberto González, ambos competencia y por alguna razón que desconozco se convirtieron en algo así como lo que ahora son Sergio Garza y Lenin Pérez. Si Sergio Garza se lamenta hoy de los resultados de la elección, debería empezar por reconocer que fueron sus decisiones buenas o malas, justificadas o no, depende de quien lo analice, las que lo llevaron al lugar donde políticamente se encuentra, él siempre supo que su función pactada con PRI era dividir el voto, pero 3 mil votos fueron vergonzosos y no fueron suficientes para que PRI/gobierno le cumpliera la segunda parte del trato; sin dejar de lado que tuvo la oportunidad de ser regidor pero no quiso, esa es la verdad, no quiso pelear la regiduría, aludiendo que le tocaba a Cariño Estrada por equidad de género, cuando demostramos que el PRI hizo lo que quiso con las plurinominales designando a más mujeres que hombres y eso le daba la oportunidad a Sergio Garza de quedarse con la regiduría, pero en el último momento cambiaron la lista y colocaron a Cariño Estrada.

Mientras que Georgina Cano, se prestó a todo lo que el PRI y su padrino Rubén Moreira planearon con la complicidad del gobernador Riquelme, incluso el día de la elección se apareció junto con su hermana Marcela, titular de la junta de Conciliación, en algunas casas donde udecistas detectaron compra de votos e inhibieron la práctica; Georgina sabía de las amenazas al candidato del Partido Verde Ecologista Mexicano, Pablo Ortega Alvarado, para que declinara a su favor, sabía de cómo estaban amenazando a los empleados  de gobierno estatal para que ellos y sus familias votaran a su favor o perderían el empleo, sabía que los periodistas que fueron contratados para cubrir su campaña, fueron sentenciados por su esposo Alfonso González, coordinador de su campaña,  que no se atrevieran a hablar mal de su esposa y claro, ellos aceptaron; todo esto lo sabía Georgina Cano, quien ostenta una maestría en derechos humanos y mostraba una familia honorable en redes sociales; pero también sabía sobre el plan de impugnar las candidaturas de Lenin Pérez y Emilio de Hoyos, sabía a quienes usarían para lograrlo; sabía que tenía todo el aparato de gobierno estatal a su favor incluyendo a las corporaciones estatales, Tribunal electoral, Fiscalía… eso la hizo sentirse segura, hasta que vio como su porcentaje de aceptación iba cayendo estrepitosamente. También fueron sus decisiones; así quiso buscar la alcaldía de un municipio del que se fue porque ya no le gustó vivir aquí y ya no convenía a sus intereses; solo regresó para mostrar la basura y los baches, pensando que todos en Acuña eran ignorantes como dijo su hermana, a quien quizás le conste porque así los engaña y los hace aceptar acuerdos con sus patrones aunque no sea lo más justo. Más de 9 mil acuñenses votaron por Pablo Ortega, mostrando el hartazgo de los abusos y la impunidad con que operan las corporaciones policiacas y la Fiscalía; pero de eso no podía hablar Georgina, porque como diputada y como candidata, ha sido cómplice de infinidad de violaciones a los derechos humanos contra ciudadanos sin mover un solo dedo en su defensa. Las y los ciudadanos acuñenses, anhelan una mejor ciudad, pero por encima de eso, anhelan una ciudad más segura, con gobiernos que realmente den la cara por todos, pobres y ricos. Acuña esta llena de familias endeudadas con empresas que ofrecen préstamos monetarios con altos intereses, porque han tenido que pagar sumas de miles de pesos a corruptos funcionarios de la Fiscalía o a elementos policiacos municipales y sobre todo estatales, para que liberen a sus familiares detenidos arbitrariamente, sometidos a torturas, en la mayoría de los casos fincándoles delitos no cometidos. Reto a los diputados y diputadas locales y federales a que hagan una investigación al respecto si es que se atreven, incluyendo a la diputada priista Maru Calderón, quien se ha dedicado a subir selfies en sus redes sociales de sus “múltiples actividades” en el Congreso, informando a los ciudadanos hasta de cuando toma café o se traslada en carretera, pero en Acuña, no se ha vuelto a aparecer, si no es que para continuar con sus actividades sociales, también el diputado federal Lenin Pérez Rivera, que ya se ocupe de su gestión como tal, ya pasó el proceso electoral, ya que dejé a Emilio demostrar que puede y sabe tomar decisiones sin su sombra, algo que tanto le señalan a Emilio. Entonces ¿Con que calidad moral estos actores políticos priistas y panistas (simulados) señalan la paja en el ojo ajeno?

No será sencillo gobernar un municipio donde la gente mandó al diablo el prebendalismo del PRI y exige un verdadero cambio; Emilio de Hoyos tiene una enorme roca en la espalda, no solo por tener que gobernar entre los ideales partidistas con los que  forjó su carrera política y los ideales del partido que lo postuló y lo convierte en alcalde electo de ciudad Acuña; una frontera que se forja entre nativos, adoptados y migrantes extranjeros; somos multiculturales, somos el prietito en el arroz, somos los rebeldes del norte; aquí donde  “la clase alta” lo es solo porque tiene dinero, porque clase, muy pocos. No solo tiene un padre muy apreciado y respetado en Acuña; el Dr. Emilio de Hoyos fue alcalde y la gente lo recuerda como un excelente servidor público, puedo decir hoy que mexicanos en Del Río, Tx. me dijeron que vendrían a votar solo porque se trataba del doctor como candidato supliendo a su hijo y bien pudo haberse quedado con la candidatura; Emilio prometió cambios trascendentales en la administración municipal y a su lado estará MoReNa y Yamile Mtanous, líder moral del partido, mujer fuerte y empoderada, quien demostró agallas y neuronas para tomar decisiones muy difíciles y enfrentar la embestida priista sin doblarse ni dar un paso atrás; Yamile me lo declaró “No tendrán en mi una cómplice de actos de corrupción, yo no me callaré y así se lo dije a Emilio” No, no será sencillo tomar en sus manos una administración desgastada, corrupta, sin orden, con funcionarios y regidores serviles y no capaces de frenar las pésimas decisiones del alcalde Roberto de los Santos, quizás el peor error político de Lenin Pérez, fue apoyarlo; eso ya le pasó factura. Sin embargo, Lenin Pérez, lejos de ser aplastado por el PRI/gobierno, queda en una posición envidiable en el camino a la renovación de la gubernatura; en parte fue su logro el triunfo de MoReNa en Acuña con Emilio y en el distrito 01 con Brígido y eso lo posiciona por encima de personajes como el senador Armando Guadiana Tijerina y el diputado federal Luis Fernando Salazar, quienes no lograron superar al PRI en Saltillo y Torreón. Aunque 2023 está a la vuelta de la esquina; Lenin no es el único que aspira a la candidatura de MoReNa para gobernar Coahuila, la competencia será muy reñida y de nuevo las embestidas del PRI, las patadas y los arañazos con lo poco que le queda de poder, serán a morir. MoReNa, necesitará más que alianzas entre partidos para sacar al PRI de Coahuila, necesitará al candidato o candidata capaz de mover las conciencias en masa; MoReNa, necesita reafirmar y reforzar su alianza con el pueblo; la lección que acaban de dar en Acuña miles de ciudadanos, puede ser el principio de un final y un comienzo en Coahuila y eso lo saben en el PRI. Soy Gloria Ruiz, la voz del pueblo, la válvula de escape para muchos, la politóloga del proletariado… To be continued.

 

 

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search