Pese a ello, el misterio no solo incluye su identidad. Según agregaron las autoridades, no se ha presentado ninguna familia en el lugar que esté buscando a una menor con sus características, ni a las otras personas que permanecían atrapadas en el lugar. La niña habría dicho que hay otras cinco personas con vida a su alrededor, mientras los escáneres térmicos habrían detectado al menos tres cuerpos, según informaron bomberos a la televisión local. El paradero de los parientes de estos desaparecidos es un interrogante aún sin respuesta.

“Estoy muy cansada”, es lo que ha dicho la niña, que ya cumplió 40 horas bajo los escombros. La frase fue revelada por el almirante José Luis Vergara, quien coordina el rescate. El militar indicó que se ha conseguido hablar brevemente con la víctima y le han proporcionado agua y oxígeno. No obstante, aclaró que no se ha tenido contacto visual con la niña, sino solo infrarrojo y acústico con su voz. “Aguanta, pronto te sacaremos”, son las frases de aliento que se le repiten.

Los trabajadores luchaban para llegar a la menor desde arriba después de romper una losa, si bien se mantiene otro acceso desde donde también procuran alcanzarla. “Todo indica que el corte que hicimos en la losa es lo que nos va a dar acceso de forma inmediata”, explicó Vergara.

Hasta la noche del miércoles, los rescatistas estaban unos tres metros y medio por encima de la menor, quien se encuentra bajo una mesa de granito “y todo indica que eso le salvó la vida”.