FALLECIDA POR COVID_19 EN ACUÑA, FUE VELADA EN EJIDO SANTA MARÍA SIN PROTOCOLOS DE SEGURIDAD.

Por: Gloria Ruiz
Home / local / FALLECIDA POR COVID_19 EN ACUÑA, FUE VELADA EN EJIDO SANTA MARÍA SIN PROTOCOLOS DE SEGURIDAD.

FALLECIDA POR COVID_19 EN ACUÑA, FUE VELADA EN EJIDO SANTA MARÍA SIN PROTOCOLOS DE SEGURIDAD.

Ciudad Acuña, Coah.- El caso dado a conocer como el primero en Acuña, en relación al COVID-19 es más delicado de lo que parece; la mujer de 90 años que fue atendida en la clínica 13 del IMSS, llegó del estado de Oklahoma, donde vivía o estaba por temporadas con familiares pero mexicana y derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social; por lo que al enfermar decidieron traerla para su atención a México, muriendo el 30 de marzo en la clínica 13; según declaraciones del secretario de salud en el estado, doctor Roberto Bernal; quien con actitud nerviosa dijo que los estudios se realizaron postmortem; sin aclarar si se refería a la aprueba o al estudio en laboratorio. Nadie repara en eso; sin embargo es notorio que hay una especie de rivalidad entre la SSA y el IMSS; porque Bernal no habla de lo que pasa en el hospital general de Acuña, pero si de lo que pasa en el IMSS y pareciera que le cayó como anillo al dedo que la primera muerte de este tipo fuera en una clínica del IMSS, aunque sea un dato frío; recordemos que la SSA había insistido que en Acuña no había ni siquiera sospechosos de COVID-19.

Investigando logramos conocer que el cadáver de la mujer de 90 años, no fue tratado con las medidas de seguridad que están estipuladas por la Secretaría de Salud en Coahuila, documento que publicamos en nota anterior sobre el tema precisamente; el cuerpo fue entregado a una funeraria sin advertirles que la fallecida era sospechosa a COVID-19; sin embargo lo que hasta el momento confirmamos es que los empleados funerarios usaron equipo de protección por protocolo durante esta contingencia sanitaria; voceros del Instituto Mexicano del Seguro Social no han declarado sobre el tema, por lo que solo tenemos una versión.

Lo preocupante viene después; la señora fallecida era residente del el ejido Santa María, municipio de Jiménez, Coahuila y según declaraciones de habitantes, solo una pequeña parte del Ejido pertenece al municipio de Acuña; un ejido cuya población asciende a poco más de mil habitantes según censo del 2010; parte de sus habitantes trabajan en la industria maquiladora de Acuña y en empresas de otro ramo como la construcción; casi todos en ese ejido tienen relación familiar.

El servicio fúnebre se realizó en el ejido Santa María, sin ningún protocolo de seguridad; hasta donde conocemos con ataúd abierto los días 31 de marzo y 01 de abril, fecha en que fue sepultada en el panteón del ejido Purísima, también municipio de Jiménez; gran parte de los habitantes de Santa María asistieron para despedir a la mujer de 90 años que seguramente ha dejado una gran descendencia en el ejido y sin información oficial, no podemos confirmar que también haya dejado contagios de coronavirus; pero el riesgo es alto y latente.

Hasta ahora la autoridad sanitaria no ha declarado a respecto; según información obtenida en la capital del estado, el Instituto Mexicano del Seguro Social, lleva a cabo la investigación de la cadena de contactos y la familia de la fallecida está en aislamiento; cosa que no confirman habitantes del ejido con quienes hablamos; pero esto va más allá; personal médico que tuvo contacto con la paciente, otros pacientes en contacto con este personal, sus familias; empleados del panteón, también existe riesgo para otras muchas personas; empleados de la Fiscalía del Estado que atendieron a familiares con los trámites de rigor y todos aquellos que tuvieron contacto con los contactos de; a esto se le llama “cadena de contactos”. Es sumamente delicado todo lo que implica y se puede desprender al no haber aplicado los protocolos establecidos para el manejo de cadáveres cuyo diagnóstico de muerte incluye la sospecha de infección por COVID-19. Recordemos que la SSA especifica que los coronavirus humanos pueden permanecer infecciosos en superficies inanimadas hasta por 9 días. ¿Cómo fue el traslado desde ciudad Acuña al ejido Santa María? ¿Quién lo recibió? ¿Sus familiares tuvieron contacto con el cadáver? ¿Quiénes asistieron al velorio?  ¿Dónde trabajan estas personas? ¿Realmente están en aislamiento?  ¿Hacia dónde y hacia quiénes está siguiendo el IMSS la cadena de contactos? ¿Se reportó este caso a la SSA y cuándo? ¿Tiene responsabilidad el consejo estatal de salud  en el seguimiento de este delicado caso? ¿Van a informar o pretenden seguir declarando que en Acuña, todo está bien?

La noticia de que en Acuña se da el primer caso de Coronavirus y que la misma persona murió el 30 de marzo, volcó las redes sociales en comentarios de todo tipo queriendo saber a detalle de quien se trata, nombre, donde vive, quienes estuvieron con la fallecida. Esta actitud de la gente es la que hace que quienes están en aislamiento o contraen el virus, se escondan, sientan temor o vergüenza de ser discriminados y también sus familias; eso incrementa el riesgo de contagios,  cuando todos hemos sido irresponsables de una u otra forma, muchos lo siguen siendo en redes sociales; sin detenerse a pensar que quienes se infectan o infecten en muchos de los casos, serán personas que incluso están guardando resguardo en sus casas pero que en cualquier momento pudieron o pueden estar expuestas al virus. Todos estamos expuestos y más aún cuando las autoridades no informan, se dividen, no dicen la verdad y no asumen su responsabilidad.

Los detalles que omitimos al momento es con el afán de confirmar mayores detalles y esperar las declaraciones oficiales al respecto.

 

Gloria Ruiz

4pnoticias.com

Recent Posts

Leave a Comment