Descontento en disputa

Articulo "Lo sostengo" Por Camelia Muñoz
Home / CAMELIA MUÑOZ ALVARADO / Descontento en disputa

Descontento en disputa

Saltillo, Coah.- Empieza otro año con más actividad política y los aspirantes presidenciales, obvio coLIDERESAS EN PLANTONntrarios al PRI, ven en Coahuila un buen nicho de oportunidad luego que el tricolor perdió buen terreno en las urnas y de más de 700 mil votos obtenidos en el 2011 en la elección a gobernador, Miguel Angel Riquelme muy apenas rebasó los 470 mil sufragios, y una diferencia de menos de 30 mil votos.

El asunto es que aprovechando el descontento social que hay y que dejó el pasado proceso, los aspirantes quieren capitalizarlo para su beneficio, a tal grado que en una semana han visitado el estado Ricardo Anaya, panista y hoy precandidato por México al Frente; el independiente Jaime Rodrïguez Calderón, “El Bronco”, y el próximo 13 de enero estará Andrés Manuel López Obrador.

El PRI se siente confiado, pero hay que tener cuidado porque la falta de recursos en el estado, aunado a los actos de corrupción que beneficiaron a Rubén Moreira Valdez y sus allegados, han generado malestar entre sus militantes, a tal grado que las lideresas -mal llamadas gestoras sociales – han estado recorriendo lo mismo el Congreso, que el Palacio de Gobierno y la presidencia municipal de Saltillo, para seguir disfrutando de las mieles que deja acarrear gente, pero poco han conseguido.

La semana anterior llamó la atención la presencia de varias de ellas afuera de Palacio de Gobierno, y aunque varios funcionarios las saludaron, no ingresaron al inmueble y se limitaron a hacer acto de presencia por !casi dos horas! En el Congreso, entran y salen y como que Samuel Rodríguez, próximo presidente de la Junta de Gobierno, no les hace caso como se los daba José María Fraustro Siller.

El PRI aún las necesita porque este año hay otras elecciones para renovar las presidencias municipales, pero el problema es que ya no hay suficiente para todas.

En lo que respecta a la administración estatal, pues quién sabe qué espera el gobernador que pierde la paciencia de inmediato cuando se le preguntan cosas incómodas, pues a casi mes y medio de empezar su periodo nomás no termina de armar su equipo y apenas este lunes le dio nombramiento al titular de Salud, y cabe destacar que en todo este tiempo Riquelme Solís no ha visitado uno de los hospitales, donde seguramente lo que encontrará serán quejas y nada de equipo y atención de calidad.

Y es que a como de lugar quiere distanciarse del moreirismo, pero cuando lo lleva en la sangre difícilmente lo logrará y ahí ahora tenemos a gente como Jaime Guerra, en Desarrollo Económico y que como presidente de Canacintra Saltillo lució servilmente a Rubén Moreira, pese a que sus afiliados exigían que se explicara la deuda estatal y la falta de inversión en la región sureste.

Hablando de moreiristas, la novedad es que tras un sexenio de exilio se apareció Nico, si quien era chofer y de todo bajo el gobierno de Humberto Moreira, mientras que los exiliados ahora serán los amigos de Rubén Moreira, aunque lo disfracen como funcionarios del comité nacional del PRI, como David Aguillón, que seguirá como la otra mano dura del exgobernador y quien se lo tuvo que llevar porque aquí se aplicó eso de “Ha muerto el rey; viva el rey” y por lo menos en la toma de protesta del alcalde de Saltillo, Manolo Jiménez, se vio solo… así: solo y todos lo evadían; ni siquiera los reporteros que se ponían como alfombra para que los pisoteara, se le acercaron.

Con su presencia y la de Rubén Moreira, no queda más que esperarse lo peor en la elección presidencial; sí lo peor y lo inimaginable… Veremos, por lo pronto mis mejores deseos para este nuevo año y que cada día se logre el objetivo marcado, sea cual sea.

Recent Posts

Leave a Comment