A marchas forzadas recaba PRI firmas de que no pagó a representantes de casillas

Por Camelia Muñoz
Home / estatal / A marchas forzadas recaba PRI firmas de que no pagó a representantes de casillas

A marchas forzadas recaba PRI firmas de que no pagó a representantes de casillas

 

Saltillo, Coah.- Con la intención de justificar que no se erogaron recursos para el pago de representantes de casilla el pasado 4 de junio, el Partido Revolucionario Institucional convocó a su estructura a dejarlo por escrito.

Poco antes de las 17:00 horas empezaron a llegar los militantes y se reportaban con quienes identificaron como coordinadores para que les marcara asistencia. Uno de esos coordinadores les entregaba unas hojas en blanco, otros llegaban con ellas  para que a la entrada les sacaran copia de la credencial, luego pasaban a otro salón  donde a puerta cerrada firmaban el documento en el que aseguraban que no recibieron pago alguno por la jornada electoral. Algo inaudito para varias que pregonaron ese día y después que ya habían recibido el pago correspondiente.

Había dos hombres y una mujer  fáciles de identificar porque portaban tablas de apoyo donde traian las listas con los nombres las personas que se esperaban y a quienes les entregaban varias hojas para firmar si no las traían y a los demás los mandaban hacer filas; a otros más los dirigían al auditorio León V. Paredes donde quien habría la puerta  preguntaba: “¿son para video?, adelante”.

La fila avanzaba muy lenta, pero cuando personal se percató que se estaba tomando video y había forografos de medios locales y nacionales, empezaron a meter a las personas rápidamente y procedieron a cerrar ventanas y puertas en el edificio, mientras una mujer impedía el ingreso de esta reportera y Julio Hernández, un exfuncionario de Humberto Morerira y operador político del tricolor, decía que era una campaña de credencialización y que el líder municipal de PRI, Abraham Tobías, daría una entrevista, pero en cuestión de segundos aparecieron dos sujetos tratando de sacar del lugar  a esta reportera, uno de ellos incluso ponía las hojas en blanco  ante la cámara.

La gente tapaba las hojas que firmaban en la explanada y de inmediato se retiraban.

Pasaron minutos y Tobías no bajaba. Luego dirían que no se encontraba en el edificio, pero más tarde se asomó al balcón, escondiéndose entre otra persona al percatarse que desde la explanada era videograbado. Jamás acudió a dar la entrevista.

Seguían entrando y saliendo personas. Bajaban hombres y mujeres  que pedían acudir a presenciar una conferencia porque siempre sí estaba  Abraham Tobías y él estaría presente; nada dijeron de que explicaría lo que ocurría en la parte baja, donode los coordinadores guiaban a la militancia a distintos salones, pero se impedía el acceso a la prensa.

Minutos antes de todolo anterior en la parte posterior de la plaza de Ciudades Hermanas, lado paralelo a la calle de Francisco Coss, platicaba un grupo de mujeres que ya había hecho el trámite.

– “Yo no traigo las hojas”, dijo una.

– No te apures ahí te sacan las copia de la credencial. Luego firmas y ya. No sé para que tanto show, pero firmas que no te pagaron y ya.

Así fue el diálogo. Otra gente era invitada en plena calle a presentar su credencial de elector y firmar las hojas que nadie desmintió.

Recent Posts

Leave a Comment

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.

¿No lo puede leer? Cambie el texto. captcha txt

Start typing and press Enter to search